jueves, 10 de diciembre de 2009

¿Por qué enseñar con canciones?






Porque es el ingrediente que hace posible el aprendizaje.. Las canciones tienen un atractivo capaz de atraer la atención de los más difíciles y de los niños de capacidades especiales.







¿Quien de estos niños de 1º de la escuela 127 de Tacuarembó va a olvidar la canción que les envió Páez Vilaró de Vinicius de Moraes, y que nos cantaron de memoria. ¿Cómo no se va a grabar un vocabulario, un texto, una construcción que se repite varias veces? ¿¡y con música!?








Porque las canciones llegan a gente, a la que no le llega la literatura. Y le llegan a todo el ser: el oído, el ritmo, la voz, los afectos...












Porque hablan de la vida, el trabajo, los hijos. De la escuela, la salud. Del mundo y las gentes de hoy. Una estrofa del estribillo de la foto dice: Quiero tener un trabajo que me dé para vivir - educación y salud para los niños del país. ¿Será Posible?








Porque las canciones verdaderamente populares se expresan en el vocabulario y las construcciones del pueblo. Porque reflejan sus conceptos y costumbres, sus alegrías y dolores.








Porque estimula la atención, la sensibilidad, la imaginación. Había que ver el entusiasmo con que persiguieron estas dos compañeras de la Red de Apoyo al Plan Ceibal, a Jorge Drexler, para sacarse una foto. El mismo día en que se estrenaba "A la sombra del Ceibal".








Porque incrementan la motivación. Está comprobado: "la música amansa a las fieras", pero hay música que enloquece a los perros (Pavlov); Mozart y la música suave, tranquila, hace dar más leche a las vacas y sosiega a los bebés.
Al fin y al cabo somos mamíferos.




Anímese a construir este proyecto, con su "granito de arena"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada